miércoles, 24 de julio de 2013

Crónica de una quedada genial anunciada

¡Hola, viajeros! Hoy os traigo la "crónica" —Entrecomillado porque va a ser una recopilación de recuerdos caóticos sin ningún orden— de la pequeña quedada blogger que tuvo lugar en Barcelona, en la llamada Madriguera, hogar de los adorables Andvari (Shhhhhh, la nenaaaaa...), Mike (Qué divo, cómo se supera) y Selene (Cómo le sale el pollo rebozado...), que fueron unos anfitriones geniales. Yo llegué un par de días más tarde que el resto, pero más vale tarde que nunca, ¿no? Una vez allí, conocí en persona a Hermochi (que no consiguió ganarme en altura), Alendax (la pequeña inuit gitana), Víctor D. (y su pelaso Pantene), Lorena (y su poder de hacer trenzas superguais), Víctor H. (no he visto persona que friegue más platos que este muchacho), Lena (que habla muy bien y siente una enfermiza excitación por el patinaje sobre hielo) e Iria Jones (mi OTP con un vozarrón que no sé de dónde saca).
Como veis, éramos muchos y la verdad es que lo peor de todo era conseguir encontrar el cuarto de baño libre era toda una odisea, al igual que pasar hacia el balcón sin pisar los colchones ni empalarte con el alambre asesino del colchón azul. Aun así, todo fue muy, muy bien.
La verdad es que no os voy a contar las cosas que hicimos en orden porque, básicamente, tengo una memoria de mierda pena y no recuerdo qué día pasó qué. Pero sí recuerdo que pasaron muchas cosas para recordar y que, en conjunto, han hecho de este viaje uno muy especial. Durante cuatro días pudimos visitar la editorial Neo por dentro —fue muy interesante—, fuimos a comer con el escritor David Lozano —Nos dio la exclusiva de que la información que aparece en la wikipedia acerca de sus estudios de medicina era falsa— y me firmó Cielo Rojo (^^), también tuvimos la oportunidad de hacer la ruta de Los días que nos separan, guiados por la misma autora (visitamos los lugares más emblemáticos de la novela); cantamos canciones de High School Musical, fuimos al cine a ver tres películas a la vez, cantamos Disney bajo la lluvia, casi despertamos a la nena (Shhhhhhhhh, la nenaaaaa), los madrileños descubrieron dos cosas importantes: que en la zona de Levante da igual que te acabes de duchar, vas a volver a sudar nada más te vistas y que si dejas un paquete de Pelotazos abierto mucho rato, la humedad los reblandecerá; vimos un mamut, hicimos fotos muy discretas en una fuente con guiris (*guiño, guiño*, Lorena); hablamos a todas horas con acento gitano, aunque a Alendax se le fue de las manos... Y un montón de cosas más.


Pero todo esto pasó también en presencia de otra gente que, aunque no estuvo en la Madriguera o estuvo de paso, también forman parte de todo esto. Así pues, también tuve la oportunidad de conocer a Anna Gallagher (que intentó robarme el alma), a Popez (que pone voz de niño bueno para hablar con su madre), a Matt (que sé que me odia porque detesté Mansfield Park) y a Alicia (que habla poquito, pero tendríais que oírla hablar en inglés). Y lo siento muchísimo, muchísimo, muchísimo si me olvido a alguien, que es probable porque tengo memoria de pez.
Y bueno, más que una crónica esto es una entrada para daros las gracias a todos por acogerme tan bien, gracias por hacerme sentir parte de la familia blogger desde el primer momento y por hacerme reír tanto. Sé que esto es el inicio muchas bonitas amistades. ♥



3 comentarios:

  1. TE VI A MATÁ. QUÉ BONITA, TÍA ♥

    (shhhhhhhhhhh, LA NENAAAAAAAAAAAAAAAAA)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...