viernes, 8 de febrero de 2013

¡Qué desastre de adaptación!

Es totalmente normal que usemos en nuestra habla diaria palabras que provinen de otras lenguas, sobre todo del inglés. Muchas veces, estas palabras son barbarismos, pero otras veces los señores de la RAE se modernizan un poco y deciden introducirlas dentro del vocabulario considerado correcto del idioma. ¿Algún problema hasta ahora? No. Y es que a veces se introducen palabras como «stop», que se dejan en su forma original, pero otras veces se decide adaptar el término y... Bueno, digamos que el resultado puede ser bastante desastroso.



¿Sabías que las palabras "Blue jean" "CD-ROM" y "Whisky" han sido adaptadas al español? Estos son algunos de los ejemplos más extravagantes de adaptaciones. Vamos a ver las perlitas que nos ha propuesto el DRAE:

bluyín.
(Del ingl. amer. blue jeans).
1. m. Am. pantalón vaquero.
cederrón.
(De CD-ROM, y este sigla del ingl. Compact Disc Read-Only Memory).
1. m. Inform. CD-ROM.
güisqui.
(Del ingl. whisky, y este del gaélico uisce beatha, agua de vida).
1. m. Licor alcohólico que se obtiene del grano de algunas plantas, destilando un compuesto amiláceo en estado de fermentación.
«Bluyín» me parece horrenda, pero nunca podré llegar a comprender qué se les pasó por la cabeza al crear «cederrón», así, con "N" final. Espantoso. Y para rematar la jugada «güisqui». Esta es probablemente la que más llame la atención, puesto que se trata de una palabra cuya forma inglesa es bien conocida por la población en general, por lo que es mucho más natural escribir la forma original que no esta versión gutural de la misma.
Bueno, y estas son las curiosidades de hoy. Espero que os haya parecido interesante. ¡Podéis dejarnos en los comentarios cuál es la adaptación que consideras horrenda o mal hecha y por qué! ¡Nos encantará leerlo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...