martes, 31 de enero de 2012

Entrevista a Javi Araguz

¡Hola a todos y bienvenidos a nuestra primera entrevista en Un Viajero entre Historias! Y qué mejor manera de empezar con esta sección que hacerlo con Javi Araguz, autor de la trilogía de El Mundo de Komori y coautor de La Estrella, todo un éxito entre los libros del 2011. El Mundo de Komori: La Tierra de Alidra, primera parte de la trilogía, fue el primer libro publicado del escritor barcelonés. Con él, se adentró en el mundo de la escritura, ¡y de qué manera!

Javi Araguz, para los que no lo conozcan (anda que…), es un escritor, ilustrador y cineasta que compagina su amor por la escritura con su amor por otras artes como el cine o la ilustración. Si es que, hace de todo. Pero bueno, a lo que vamos, porque lo que nos interesa es que él mismo nos hable de lo que hace y por qué lo hace, ¿verdad?


Viajero: Ante todo, darte las gracias por acceder a concedernos esta entrevista. Nos hace muchísima ilusión.

Javi: Gracias a vosotros por interesaros en mi trabajo.


Viajero: Y, ahora sí, empezamos. Primero, cuéntanos, ¿de dónde te viene el amor por la escritura y la lectura? ¿Qué te introdujo en este mundo?

Javi: Cuando era pequeño me gustaba muchísimo dibujar, después descubrí los cómics, el manga y la animación, más tarde pasé a los libros y el cine; entonces me di cuenta de que mi verdadera vocación era contar historias, sin importar el medio que utilizara para transmitirlas. Siempre he leído todo lo que caía en mis manos (libros, revistas, tebeos, etiquetas de champú…), así que mi romance con las letras viene de lejos.


Viajero: Todos tenemos libros que nos han marcado de manera más especial o autores que nos gustan particularmente. ¿Cuáles son los tuyos? ¿En qué medida te han influido a ti y a tu manera de escribir?

Javi: Es difícil nombrar sólo a unos pocos, pero imagino que, por el momento en que lo leí, debería destacar a Terry Pratchett (autor de la saga Mundodisco), porque me abrió las puertas a la literatura fantástica y a un tipo de humor que creía imposible de plasmar en un libro. También me marcó Chuck Palahniuk (El club de la lucha), por su irreverencia y porque utiliza un estilo narrativo sencillo, directo, a menudo telegráfico, pero que te llega muy adentro. De todos modos, si tuviera que destacar algún libro en concreto, mencionaría “La princesa prometida” de William Goldman, que muchos conocerán por su adaptación cinematográfica (ya sabéis, el clásico: “Soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre, ¡prepárate a morir!”). Es un libro que quedó irremediablemente unido a una experiencia personal, ya que leí sus últimas páginas con lágrimas en los ojos, instantes después de ver cómo moría mi abuela en el hospital. A veces un libro no te marca tanto por su calidad como por el momento en que lo lees o por lo que llega a conectar contigo.


Viajero: ¿Mientras escribías el primer volumen de El Mundo de Komori, se te pasó alguna vez por la cabeza la idea de publicarlo? ¿Cómo fue el momento en que te dijeron que iban a publicarte? ¿Y el proceso?

Javi: La verdad es que empecé a escribirlo sin pretensión alguna. Quería hacerle un regalo a mi novia y decidí escribir un relato breve, pero cuando superé las primeras veinticinco páginas me di cuenta de que la historia me pedía más… ¡Cuatro años después tenía un libro de cuatrocientas páginas en mis manos! De todos modos, no pensé en publicarlo hasta que ella lo leyó y me dijo que era demasiado “mágico” para dejarlo olvidado en una estantería. Por aquél entonces me consideraba más guionista que escritor, así que pensaba que no me iba a resultar sencillo encontrar una editorial interesada, pero para mí sorpresa en menos de un año tenía agente literario y editor. El día que supe que Komori iba a ver la luz fue muy emocionante. ¡Imagínate! Aunque después tuve que sufrir un proceso muy duro (revisar la obra, hacer los dibujos, diseñar la portada…). Siempre equiparo publicar un libro a parir un hijo; ambas cosas llevan un montón de meses de maduración y en el momento en que culminan, ya sea con el primer llanto o con la primera edición en una librería, sientes alivio, pero también preocupación. Se invierte demasiado tiempo, esfuerzo y pasión, es imposible olvidarte de tu obra una vez está en la calle.


Viajero: El Mundo de Komori desprende fantasía e imaginación por los cuatro costados. ¿Cómo surgió la idea y cómo llegó a ser lo que ahora es?

Javi: Es un libro espontáneo, sincero. Escribí lo que me habría gustado leer a mí con doce años. No me puse límite de ningún tipo, ya que, a fin de cuentas, ¿de eso se trata la fantasía, no? ¡De tumbar barreras y cruzar límites! Empezó como un relato de apenas veinticinco páginas y ha terminado convirtiéndose en una trilogía de más de mil quinientas de la que me siento muy orgulloso.

 

Viajero: ¿Cómo es el proceso de creación de nombres, personajes y nuevos lugares? ¿Son producto de tu mente o te inspiras en algo?

Javi: Sigo algunas reglas para bautizar a los personajes. Para empezar, me fijo mucho en la musicalidad de las palabras, ¡un nombre tiene que sonar bien! Además, es importante que los personajes principales  no se confundan, para que la lectura resulte más ágil. Siempre procuro que los nombres tengan un significado acorde con su portador (por ejemplo: los Këvlar son vampiros inmortales, por lo tanto resistentes, así que les llame como el material que se utiliza para fabricar chalecos antibalas), del mismo modo, Komori tiene un significado en zalil (la lengua que utilizan los magos en ese mundo) que se desvela en el tercer volumen y forma parte de la trama.


Viajero: Escribir una trilogía debe ser mucho más difícil que escribir un libro único, ¡pero parece que te gustan los retos! Hace muy poco salió a la venta La Estrella, que escribiste junto con Isabel Hierro. ¿Cómo fue la experiencia de escribir una novela a cuatro manos? ¿Fue más fácil de lo que parece?

Javi:
No fue ni más fácil ni más difícil… fue diferente. Escribiendo a cuatro manos tienes que aprender a compartir. Por suerte, Isabel y yo nos conocemos muy bien y formamos un gran equipo. La experiencia nos pareció maravillosa, tanto que ya estamos repitiéndola con una nueva obra.


Viajero: La Estrella ha tenido una muy buena acogida en el mundo de la literatura juvenil. ¿Qué crees que la hace destacar o ser diferente?

Javi: Supongo que su originalidad, evita tópicos y a la gente le resulta refrescante. En mi caso particular nunca he intentado seguir una moda, o por lo menos no seguir los esquemas de esa moda. Mucha gente catalogará “La Estrella” como una distopía, pero en realidad es algo distinto. Creo que llama la atención porque es un libro muy ágil, con una premisa original y un final impactante.


Viajero: Sabemos que estás trabajando en otro proyecto. ¿Qué puedes contarnos al respecto?

Javi:
En realidad me encuentro trabajando en varios proyectos a la vez. Para empezar, en mi próximo libro en solitario, al que dentro de poco tendré que tachar de maldito, porque llevo cinco años queriéndolo escribir y siempre ocurre algo que se interpone. Es algo muy personal y algo arriesgado. Además, también estoy escribiendo otro libro a cuatro manos con Isabel. De éste no puedo decir gran cosa, pero estoy seguro que también os va a sorprender. ¡Ah! Y estamos preparando una sorpresa relacionada con Komori de la que muy pronto tendréis noticias.


Viajero: Y, bueno, hasta aquí ha llegado la entrevista. Solo nos queda dar un millón de gracias a Javi Araguz de nuevo, porque ha sido muy amable desde el principio y por concedernos un rato de su tiempo. Muchísimas gracias y te deseamos todo lo mejor en los años venideros.

Javi: De nuevo, gracias a vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...