sábado, 24 de diciembre de 2011

Por ella

Este es un microrelato que escribí mientras esperaba a que comenzara un concierto. Como digo, es muy, muy breve, pero espero que os guste.


La sala estaba completamente llena, a rebosar. La gente murmuraba, charlaba y los niños lanzaban gritos nerviosos que servían de preámbulo de la actuación que todos esperaban. el telón, del color de la sangre, se mecía suavemente; la gente pasaba tras él y lo hacía contonearse como si de una gigantesca falda se tratase. Entonces, se abrió y un estallido de aplausos brotó de las cientos de manos de los asistentes.
Frente a ellos, en lo alto de un infinito andamio de acero, se podía distinguir una esbelta figura enfundada en un extraño y llamativo traje muy ceñido. Llevaba los ojos vendados, y así dio un paso adelante, dispuesto a cruzar al otro lado por aquel finísimo cable metálico. Estaba nervioso, pero no por la venda —Sin ella tampoco podría ver nada—, sino porque sabía que ella lo estaba observando desde el público. Casi podía sentir su acelerado corazón. Y entonces, por ella, comenzó a cruzar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...