viernes, 30 de octubre de 2015

El Parque Prohibido, de Andrés Ibáñez

 --------------------SINOPSIS (es la que viene en el libro) CON SPOILERS---------------------

En el centro de la ciudad hay un enorme parque que lleva muchos años cerrado y celosamente vigilado por el ejército para que nadie cruce sus verjas y entre en él. ¿Qué es eso tan terrible que hay dentro del Parque Prohibido? Frido, el protagonista, pronto descubre qe su familia tiene un vínculo especial con este lugar misterioso: su padre perteneció al gremio secreto de los acechadores, cuya misión era entrar en el parque para llevar a ciertas personas, bajo ciertas circunstancias, a un lugar que hay en su interior.

Comencé a leer este libro por la gran curiosidad que sentía; un parque misterioso con algo dentro que debe permanecer escondido, gente que intenta entrar y conseguirlo... Me llamó la atención, qué vamos a hacerle. Es una novela que me ha dejado un sentimiento agridulce en mis papilas lectoras (¿?). Si aguantáis un par de párrafos más conmigo, os explicaré por qué.

Esta es la historia de Fridolín (horror de nombre), un niño de primaria que por una serie de catastróficas desdichas sucesos, ve que su vida y la de su familia está ligada de alguna manera al parque prohibido, un parque (JEJE) que ha permanecido cerrado durante muchísimo tiempo por motivos desconocidos y que está permanentemente vigilado por el ejército para que nadie pueda entrar o salir. Básicamente, y recordando a esos cuentos que leíamos de pequeños, nos habla de la aventura de este curioso niño y sus cuatro amigos. Por supuesto, la novela es mucho más profunda. En ella se nos invita a reflexionar sobre qué mueve nuestra vida, cuál es la naturaleza humana, cómo nuestros deseos y anhelos cambian el mundo tal y como lo percibimos... Creo que el autor parte de unas premisas muy interesantes y escribe una historia en el que las matéforas y la reflexión son continuas e interesantes. Sin embargo tengo algunos PEROS.

Siempre he pensado que es muy peligroso hacer que tus personajes sean niños y suenen creíbles. Ya es complicado hacer que un adolescente suene natural y creíble en una novela; lo de los niños lo veo dificilísimo. Por esta razón, siempre me cubro la cara con la mano y leo entre los dedos medio abiertos —como cuando veo una película de terror— cuando los niños son el centro de una novela. Si bien es cierto que actúan (casi siempre) como los niños que son, aunque bastante estereotipados, la manera de razonar, la forma de expresarse y algunos de los conceptos de los que hablan quedan muy lejos de lo que unos niños de su edad serían capaces de hacer. 

Por otra parte, aunque entiendo perfectamente la finalidad de la novela y creo que está escrita con ternura, que es evidente en el estilo del narrador y es algo que me ha gustado mucho, pienso que la parte moralizante ha sido demasiado evidente. Personalmente, prefiero que no me den las cosas tan masticadas. Soy de esos a los que les encanta leer una frase, cerrar el libro y quedarse reflexionando sobre ella, su significado y sus interpretaciones. He echado eso en falta.

Creo que es una historia que hubiera quedado preciosa como cuento infantil, pero que no ha llegado a perfilarse lo suficiente como para llegar a ser una novela de reflexión que funcione del mismo modo con adolescentes o adultos.

A pesar de esto, las ganas por saber más del parque y lo que hay en su interior te lleva a seguir leyendo y pasar una página tras otra, con lo que la historia no se hace pesada. Además, tiene un toque Alicia en el País de las Maravillas en algunos momentos que me ha gustado bastante.

Por último, el final (badum tss). Me ha parecido poco ambicioso. Después de todo el viaje de Fridolín (tanto físico como espiritual), esperaba un final mucho más profundo, menos simple; algo que me invitara a seguir reflexionando sobre y pensando en el libro una vez lo hubiera acabado.

En resumen, pienso que El parque prohibido es una novela tierna, con una historia bonita y un estilo cuidado. Sin embargo, la manera en que se ha tratado el tema principal y la credibilidad de los personajes, que iba y venía según el momento han hecho que no disfrutara tanto. ¿Lo recomiendo? No creo que sea un imprescindible, aunque tampoco os diría que lo desterraras de vuestras listas de futuras lectura para siempre. ¿Qué opináis? ¿Estáis de acuerdo?

Y antes de terminar, quiero dar las gracias a la plataforma Boolino por la novela. Podéis ver más información sobre ella en el siguiente link: http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/el-parque-prohibido1/


lunes, 3 de agosto de 2015

El hijo de Neptuno, de Rick Riordan

Tres amigos.
Una misión de locos.
Y un enemigo con poderes sobrehumanos.

¿A qué juegan los dioses del Olimpo? Gea, la madre Tierra, está despertando a un ejército de monstruos para acabar con la humanidad... y ellos se entretienen mareando a los semidioses, los únicos que pueden derrotar sus perversos planes.
Ahora han mandado a Percy al campamento Júpiter casi sin recuerdos y con la inquietante sensación de que él, el griego, es el enemigo. Por suerte, contará con el apoyo de Hazel, una chica nacida hace más de ochenta año, y de Frank, un muchacho que todavía no sabe muy bien cuáles son sus poderes (ni si los tiene).
Juntos deberán emprender una peligrosa expedición para liberar a Tánatos, el dios de la muerte, de las garras de un gigante...

El hijo de Neptuno es la segunda novela de la pentalogía de los Héroes del Olimpo de Rick Riordan, segunda saga del universo Percy Jackson.

Yo me considero un fan de este personaje, estas sagas y este autor. Además, Poseidón/Neptuno es mi dios clásico favorito desde siempre. La portada también me encanta, una de mis favoritas, pero el libro me ha dejado un poco frío, la verdad. Os explico:

Al igual que El héroe perdido (haz click para leer la reseña) cuenta la historia de Jason, de cómo y por qué ha perdido la memoria y de sus aventuras hasta recuperarla, El hijo de Neptuno hace exactamente lo mismo pero con Percy como personaje principal. Por lo tanto, es imposible no encontrar similitudes entre ambos libros. Todo esto hace inevitable una sensación de déjà vu constante que resulta en una historia algo predecible. Aun así, Rick Riordan siempre se guarda un as en la manga y, como de costumbre, la novela acaba con alguna sorpresa que siempre deja un buen sabor de boca y una sonrisa que dice «cómo me la has colado».

Debido seguramente a todo lo anterior, la lectura se me ha hecho un poco pesada, sobre todo al principio, dado que es donde se presenta la nueva situación de Percy (idéntica a la de Jason).

A pesar de todo esto, ha sido una lectura entretenida y que he disfrutado —aunque mucho menos de lo que esperaba—. Y es que no todo ha sido malo o mejorable, sino que también ha habido muchas cosas que me han encantado. Una de ellas han sido los nuevos personajes que acompañarán a Percy en esta nueva aventura: Hazel y Frank. Son dos semidioses cuyos pasados son de lo más interesante y que da una gran profundidad no solo a la novela sino al mundo que Riordan crea. Puntazo.

Otra cosa que me ha encantado ha sido seguir viendo la variedad racial que aparece en la novela. Rick Riodan se esfuerza por que en sus novelas exista una representación étnica y racial lo más amplia posible y esto no hace más que enriquecer a los personajes que forma.

En cuanto al estilo, nada ha cambiado: ágil, actual, simple pero no pobre y, sobre todo, divertido. Esto es algo que valoro muchísimo cuando leo estas novelas. ¡Me lo paso genial!

Así pues, creo que es una novela entretenida y que continúa con una saga que promete desde su primer volúmen. Abre un montón de líneas argumentales que se desarrollarán el las siguientes novelas y que —estoy seguro— resultarán en una de mis sagas favoritas, al igual que la primera. ¡Hay que darle una oportunidad!


 

viernes, 6 de febrero de 2015

The 5th Wave, de Rick Yancey

En el amanecer de la quinta ola, Cassie está huyendo por un tramo desolado de autovía. Huye de esos seres que aunque parezcan humanos, deambulan por el campo matando a cualquiera. Dispersando a los últimos supervivientes en la tierra, aislando a los resistentes, intentando vencer, así, los últimos vestigios de la humanidad. Cassie sabe que mantenerse a solas es la única opción para seguir con vida. Hasta que se topa con el cautivador y misterioso Evan Walker. Un joven que parece capaz de ayudarle a encontrar a su hermano. Así que Cassie deberá tomar una elección definitiva: confiar o perder la esperanza, desafiar o rendirse, vivir o morir… abandonar o levantarse y luchar.
Como ya empieza a ser costumbre —aunque no sé muy bien si es por pura desinformación o porque estoy un poco alelado—, compré The 5th Wave (La quinta ola en español) pensando que era una novela sin continuación. Vamos, que estaba huyendo de las sagas y voy a parar a otra sin saberlo, algo que no descubrí hasta que llevaba casi medio libro.

Algunos podréis pensar que ese no es un dato importante, que qué más dará lo que sea... Pues igual tenéis razón, pero para mí es algo importante. Cuando sabes que un libro forma parte de una trilogía, no esperas que todo se resuelva en la primera novela. Sería absurdo, ¿no? Se atarán algunos cabos, pero la mayoría quedarán sueltos para la segunda y tercera parte. Cuando lees un libro "autoconclusivo", esperas, evidentemente, descubrir el misterio (si lo hay), que se aten los cabos.
Ya podéis imaginar mi cara mientras avanzaba con la lectura de esta novela.

Aparte de esto, he de decir que me ha parecido entretenida, pero poco más. La empecé muy intrigado, ya que la sinopsis prometía muchísimo. Me parecía —y todavía me lo parece, aunque tendré que esperar más— muy interesante el punto de partida de la novela y ese es un gran punto a favor. No obstante, el ritmo fue decayendo y mi interés con este. Como comento brevemente en mi último vídeo (que podéis ver aquí), tardé muchísimo en leer la novela, dado que tenía muy poco tiempo. Creo que esto, añadido al hecho de que tuve la sensación de que no pasaba mucho por muchas páginas que pasara, hizo que no disfrutara todo lo que podría haberlo hecho.

Lo mejor de la novela es, sin duda, la singularidad de los personajes. Los dos personajes principales son dos adolescentes que han visto su vida reducida a cenidas y han tenido que luchar y sufrir para hacerse un hueco en el nuevo mundo en el que ahora viven. Los acontecimientos los han cambiado y han sacado lo peor de ellos, pero lo único que les ha permitido seguir con vida.

No creo que sea una mala novela, en absoluto. Solo pienso que una serie de acontecimientos desafortunados (vamos a llamarlo así) han impedido que pueda disfrutar plenamente de su lectura. Le daré una oportunidad a su segunda parte (The Infinite Sea), que ya está publicada en inglés y que, espero, me quite ese sabor agridulce que me ha dejado La quinta ola.

Y tú, ¿lo has leído? ¿Qué te ha parecido? Déjame un comentario y dime qué piensas ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...